jueves, 22 de septiembre de 2016

Hoy Son Tres

En la madrugada de hoy hace tres años decidiste llegar a nuestras vidas y a llenar ese vacío que existía en la familia. Hoy hace tres años nos diste la más grande alegría que puede existir en el mundo. Un día como hoy naciste.

Es increíble cómo pasa el tiempo, siempre estamos en constante movimiento, la tierra gira no se va a detener, los días pasan literalmente volando, pero cada día que pasa aprendemos algo nuevo contigo. Te hemos visto reír, llorar, gatear, comer, caminar, jugar, golpearte, gritar, reclamar, renegar, cantar, engreírte,  realmente son tantas experiencias vividas en tan solo tres cortos años que no sabemos cómo serán las siguientes aventuras, solo sabemos que estarás con nosotros para disfrutarlas en unión.

Es increíble lo despierta que eres, como hablas a tropel, dejándote entender tan fácilmente, aunque no siempre logramos captar a la primera lo que quieres decir, y reniegas cuando no te entendemos. Nos encanta jugar contigo, a las escondidas, a la chapada, al gira gira salta salta. Nos encanta llevarte a los juegos, al parque, a caminar, a tomar helado blanco.

Es increíble cómo has ido definiendo tus gustos, te encantan las albóndigas de carne y el pollo a la brasa, te fascina Frozen y todo lo relacionado a Elsa, si por tu fuera la verías todos los días. Te gusta Paw Patrol, Jake y los Piratas de Nunca Jamás y ahora lo último, PJ Masks, tienes bajo control del televisor y el DVD. Solo vemos Disney Channel o Discovery Kids.

Es increíble verte crecer, que la ropa ya no te quede, que escojas lo que quieres ponerte, verte leer uno de tus cuentos a tu manera, o contándonos una nueva versión de algún cuento tradicional mezclando los personajes, tienes una imaginación envidiable.

Te encantan las manualidades, cortar, pegar, pintar, jugar con plastilina, tu ultimo interés son las fichas del ajedrez. Eres una experta con las tablets y con los celulares, imagino que eso será por mi lado tecnológico, algo de mi debes haber heredado, supongo que la facilidad con los idiomas también debe ser herencia, ya sabes contar, incluso en inglés. Escuchas música en inglés, francés y hasta en ruso, vas a terminar siendo poliglota.

Es increíble escuchar como respondes y razonas, para tener solo tres años contestas a veces como una vieja, a tal nivel que nos dejas con la boca abierta, no sé si es normal, si a esta edad todos los niños tienen un desarrollo similar, aunque eres una esponja andante, todo imitas, todo replicas. Ayudas en todo lo que puedes y todo lo quieres ver, muchas veces estas más despierta que yo y me llevas de encuentro con tu imparable fuerza.

Es genial verte dormir, tan tranquila, pero lo mejor es cuando vas a despertarme, subiéndote a la cama y saltando encima de mí gritando “papi despierta!!!!”, mis domingos ya no son lo que eran antes, las prioridades han cambiado pero la diversión se mantiene, el sueño lo podré recuperar en algunos años.

Es más que increíble haber sido bendecidos con tu presencia, no pensábamos que íbamos a tener tanta suerte, eres el mejor regalo que hemos podido recibir, llenas la casa de energía y de bulla, sin ti nuestra vida sería monótona y aburrida, contigo siempre es algo diferente y nuevo, siempre aprendiendo juntos y disfrutándolo al máximo.

Muchas gracias Mara Sofía por iluminar nuestra familia, felices tres años de vida, te amamos un montón.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Niño Malo

¿Nunca les ha pasado que cuando tú hijo(a) rompe algo, pierde algo o hace alguna travesura, por tratar de deslindar responsabilidades le echa la culpa a alguien más? Pues a nosotros si nos ha pasado y nos está pasando.

No es que mi hija rompa cosas a cada rato o las pierda o nos haga travesuras a cada rato, pero algunas veces, incluso cuando regresa del nido con algún quiñe, golpe o magulladura, a la hora de preguntarle nos dice que el niño malo fue el que hizo eso. Al principio estábamos preocupados, tratando de averiguar quién era ese supuesto niño, hablando con las profesoras del nido, con la directora, las auxiliares y no lográbamos atar cabos, los días pasaban y a veces volvía a casa con una nueva marca.

Suponíamos que por el hecho de jugar pasan ciertos accidentes, todos nos hemos caído o golpeado varias veces de pequeños así que no debería ser tan trágico, pero si encuentras arañones que fácilmente son producto de una mano pequeña, obviamente algo está pasando y nadie se está dando cuenta.

En varias ocasiones pensamos que el niño malo era producto de su imaginación y que las cosas que no regresaban a la casa eran simplemente olvidadas, suponíamos que eran cosas típicas de una niña de su edad y que pronto esos pequeños objetos volverian al hogar junto con ella, era cosa de esperar, pero no.

Resultó que el famoso niño malo era un niñito nuevo en el salón, algo mano larga y busca pleitos, cuando lo lograron identificar, las profesoras pudieron controlar mejor la situación. También nos enteramos que no era el único con ese perfil, hay una niña pequeña que también peca de manos ligeras y que discutía con otros compañeritos por un juguete o por alguna cosa más, y alguna vez se enfrentó con mi hija, que como no sabe defenderse y solo empuja, la otra pequeña fue directo al rostro. Esas son las cosas que suceden en los nidos pero que no deberían suceder, peor aún si nadie se da cuenta a tiempo como para controlar las situaciones.

Ahora en la casa cuando le llamamos la atención, su respuesta automática es echarle la culpa al niño malo, sabemos que a veces lo hace por jugar, pero otras no tanto, es por eso que debemos estar seguros de cuando tomar su respuesta en serio y cuando no, sobretodo Mary, ya que ella es quien está más tiempo en casa.

Son varias cosas que debemos supervisar, los niños conforme van creciendo van aprendiendo de todo, lo bueno y lo malo, así que es nuestro trabajo el estar pendientes de todo lo que sucede a su alrededor, para poder poco a poco corregir lo que se está saliendo de control y reforzar lo que está haciendo bien, apoyando y celebrando las cosas buenas, siempre hablando y explicando, los niños entienden bastante bien las cosas, más de lo que muchos suponen.

domingo, 14 de agosto de 2016

Feriado Largo

El pasado 28 de Julio, aprovechando el feriado largo por Fiestas Patrias, queríamos estar fuera de la casa el mayor tiempo posible, no es fácil, porque aquí en Lima no hay muchos lugares a los que podemos ir, ya sea por la distancia o por el presupuesto, a veces nos toca repetir el mismo lugar, varias veces, y como que eso hace que un sitio pierda el encanto. Este feriado largo estaba casi en el borde del mismo risco de la repetición.

Por lo general y siendo ya una tradición en la familia de mi esposa, siempre el 28 es almuerzo parrillada en la casa de mis suegros, ya es casi un "MUST" para esa fecha y es algo que se viene cocinando con varias semanas de anticipación, no hay forma de cambiarlo. Dejando de lado el compromiso familiar de esa fecha, es cuando empieza lo divertido del fin de semana, debemos buscar lugares a donde ir.

Esta vez decidimos ir hacia el sur, hacia Lurín, en la búsqueda de uno de esos restaurantes campestres con juegos y áreas verdes para los pequeños, como no sabíamos exactamente adonde ir solo teníamos la intención y la ruta. Ya llegando a la zona de desvío donde empiezan las instalaciones masivas de lugares para almorzar empezamos a recibir y revisar los volantes con las diferentes posibilidades culinarias que te van repartiendo en el camino, incluso íbamos corroborando contra las mismas páginas web de esos diferentes locales. Hubo uno que nos llamó bastante la atención, sobre todo por lo que aparecía en su página y por las fotos, siempre es bueno ir a nuevos lugares, aunque a veces pecamos de inocentes, esta vez no sabíamos que tan lejos teníamos que ir, pero como ya estábamos a medio camino, decidimos seguir en ruta hasta donde fuera necesario.

Bueno, a este nuevo restaurante nunca habíamos ido, uno nunca sabe lo que puede ocurrir en una primera visita, no sabes a que te vas a enfrentar, si el lugar está bien o no o si la atención será buena, si la comida será la correcta, sobre todo cuando tienes hijos pequeños, los riesgos son varios, pero hay veces en que se deben asumir y probar nuevas cosas, sino las aventuras serian aburridas, y como esta era la primera vez que los visitábamos teníamos que quitarnos el clavo. Por suerte todo muy bien, buena atención, buenas instalaciones, juegos novedosos y buena comida. Tienen juegos para niños no tan chicos y para niños no tan grandes y bastante área verde. Tienen un bungy jumping, tienen canopy para mayores de 6 años, una red inmensa que parece una tela de araña gigante y hasta un laberinto medianamente grande. Fue un gran hallazgo, estuvimos ahí hasta las 5pm y los chicos regresaron agotados. El lugar se llama Eco Limo Park.

Ya de regreso a nuestra rutina de fin de semana, nuestro sábado fue de ciudad, nos tocó caritas pintadas, Coney Park y YuKids como casi todos los fines de semana, como tienen diferentes locales por toda la ciudad es fácil rotar de un local a otro, diferentes atracciones en diferentes fechas no lo hacen tan rutinario. Ya para cerrar con broche de oro, misma cereza sobre el pastel, Mara termino disfrutando de una hora a caballo en el club Hipocampo en Chorrillos, donde ella y nosotros terminamos más que enterrados, más nosotros que ella porque íbamos a pie, ella era la que disfrutaba del caballo y de la vista privilegiada del asiento de piloto, fue una bonita experiencia, creo que podremos repetirla más adelante.

En resumen, fue un fin de semana diferente, logramos disfrutar del tiempo en familia, jugamos hasta agotarnos y termínanos súper felices, que es lo más importante. Ahora a esperar el siguiente feriado largo.


lunes, 8 de agosto de 2016

Errores

No siempre lo sabemos todo, no tenemos cursos sobre crianza, educación, apego, colecho, medicina, lactancia y demás hierbas, cuando llega un hijo a tu vida tienes que aprender sobre la marcha y muchas veces aprender cuesta, duele, te hace perder la paciencia y llorar de la impotencia. A mí me está costando mucho más que Mary, incluso yo cometo más errores que ella, por desconocimiento, por no escuchar bien las cosas o por simplemente creer que estoy haciéndolo bien y es ahí cuando salen las chispas por la fricción entre nosotros, yo no lo sé todo y ella tampoco, hago el mejor esfuerzo, pero no siempre obtengo el resultado esperado.

Imagino que no soy el único papá sin una maestría de especialización en cómo hacer las cosas con una hija, que trata y muestra interés pero que termina peor que trapeador de piso, que no tiene los genes preparados y que simplemente trata de hacer la diferencia. Sé que muchas veces he tratado de quitar cintura, de hacerme el loco, peor, aunque esté desecho después de un asqueroso día de trabajo, tengo que llegar a casa a seguir haciendo más cosas, esperar que mi hija se duerma para poder hacer otros trabajos, tareas de los cursos que estoy estudiando o corregir exámenes, es la de terminar a las dos de la madrugada y dormir solo seis horas o menos. Esa es la vida del artista que he decidido llevar desde el momento en que decidimos tener un hijo, y eso que recién tengo algo menos de tres años de experiencia en estos menesteres y se muy en el fondo que tengo para unos 15 años más, con suerte, para jubilarme y vivir de mis logros como padre abnegado y agotado.

Es horrible cuando te llaman la atención por hacer algo mal, o por no hacer nada, a veces prefiero mantenerme al margen, preguntar más de una vez para estar seguro de no malograr nada, aunque exista el riesgo de sufrir alguna consecuencia parecida a una bomba nuclear contenida entre cuatro paredes. Desaparecer no es una opción viable, porque macho que se respeta aguanta de todo y aprende de las experiencias, se lame las heridas y se prepara para la siguiente jornada.

Últimamente sólo quiero dormir y descansar, pero no se puede, el agotamiento me está pasando factura, pero yo sé que Mary está más cansada que yo y hay que darle una mano, o las dos, o todo el cuerpo, hay que compartir el peso juntos, por algo somos pareja, por algo decidimos formar una familia. Yo elegí este camino y no lo elegí solo, somos dos los actores principales en este largometraje llamado vida, con muchos más actores secundarios y de reparto, ¿sin ellos que sería de nosotros?, tal vez estaríamos peor, sin embargo, aquí andamos dando lo mejor que podemos, sólo con la consigna de lograr que nuestra pequeña tenga lo mejor que podemos brindarle.

En resumidas cuentas, todos nos podemos equivocar, no somos perfectos, sólo debemos aprender de los golpes y de las caídas, pararnos y continuar por nuestro camino juntos.

miércoles, 27 de julio de 2016

Educación en Serio - Nota de Prensa

La conferencista y comunicadora social, Giuliana Caccia, presentará su nuevo libro “Educación en serio” en la Feria Internacional del Libro gracias a Editorial Planeta. Dicha publicación busca explorar los temas vitales para la formación y convivencia de las familias, a la vez invita a reflexionar sobre el matrimonio, la paternidad y los hijos, poniendo énfasis en el rol que cada uno de ellos ocupa y la importancia de la educación coherente, los valores y la tolerancia.

Este libro quiere ir más allá de aquellos consejos clásicos de todo libro de autoayuda parental, ya que invita a sus lectores a reflexionar sobre sucesos de la vida diaria, dando respuestas a simples preguntas que los padres se hacen a diario. Muchas veces son ellos los que se cuestionan sobre el verdadero significado de una familia, y si están haciendo lo correcto con la educación de sus hijos, preguntas simples, pero a la vez muy complejas de responder.

Es por ello que la autora parte de su propia experiencia personal para explicar a todos los lectores el verdadero significado de la educación en serio. Dividido en 5 capítulos, el libro abordará diversos temas relacionados a la familia, a la educación de los hijos, a la confianza que se deben tener todos los miembros de la familia, al valor de la comunicación, entre muchos otros temas que ayudarán a los padres a ser los héroes que sus hijos realmente necesitan.

La presentación oficial del libro será el viernes 29 de julio a las 7:00 p.m. en la sala Abraham Valdelomar de la 21va edición de la Feria Internacional del Libro de Lima ubicada en el parque Próceres de la Independencia en Jesús María. Luego de la presentación, Giuliana Caccia realizará una firma de libros para todos sus seguidores y público en general.

GIULIANA CACCIA ARANA

Giuliana Caccia Arana nació en 1975 en Lima. Es comunicadora, coach, conferencista y máster en Matrimonio y Familia. Tiene el blog “La Mamá Oca” que orienta a los padres en la crianza de sus hijos.

Hace unos años inició La Mamá Oca, un proyecto que ofrece información y programas formativos en la educación en virtudes y desarrollo de competencias familiares, tanto a grupos de padres y educadores como a los colaboradores de empresas. Es conferencista y colabora con distintos medios de comunicación de Perú, México, Ecuador, Colombia, Chile e Italia.

martes, 12 de julio de 2016

Partos Distintos

Hace unos días visitando a una amiga que se acaba de convertir en mamá hace unos meses atrás, pudimos sentarnos a conversar e intercambiar experiencias con ella y con una tercera mamá que también había coincidido con nosotros. Todo se resume en una frase, todos los partos son distintos, las experiencias de cada mamá, desde el momento en que entra a la clínica o hospital a traer al mundo a su hijo(a), es diferente, nunca jamás vamos a encontrar dos experiencias idénticas. Lo único en común en este caso es que las tres tuvieron hijas mujeres y las tres fueron cesareadas.

Las diferentes aventuras de las tres mamás que habían coincidido aquella noche fue un intercambio de diferentes experiencias, tips, aventuras, desventuras y demás temas, temas que ahora forman parte del bagaje de conversaciones en las que termino involucrado, de una u otra forma, porque yo también meto mi cuchara, opino, comento, recomiendo, escucho y hago chacota. Usualmente los hombres se mantienen al margen en estos temas, aun no sé porque, algunos si conversan, otros no, pero en fin.

Nunca he escrito sobre lo que significo aquella noche del 22 de Setiembre de 2013, cuando tuve que llevar a Mary de emergencia a la clínica cerca de las 10pm, peor aun cuando nuestra cesárea estaba programada para el siguiente lunes, y todo fue por la culpa de un antojo que llego demasiado tarde a nuestras vidas. Mary nunca me pidió nada extraño durante su embarazo, con las justas un pescado frito y en horario regular, pero nada complejo, hasta ese día que me dijo que quería pollo del KFC, no había forma de que le comprara eso y menos si faltaban 48 horas para que la tuvieran que operar, así que un palito de anticucho cumplió con cubrir esa necesidad de alimentos a esa hora de la noche y la situación cambió radicalmente de color, había que volar, literalmente a la clínica.

Las experiencias contadas fueron diferentes, no todos pasan por la misma vivencia, algunas mamás llegan caminando, otras en taxi, otras en ambulancia, la mía llego en mi auto, que se transformó en el Max 5 y yo en el Meteoro Gordo de Lima. Mis amigas llegaron caminando a sus respectivas clínicas, porque pudieron entrar en el momento en el que las habían programado, las tres fueron cesáreas por diversas razones, pero fueron cesáreas necesarias. Mary entro al quirófano sola, yo me quede afuera porque era una emergencia, la pareja de mi amiga, a quien habíamos ido a visitar entro al quirófano tranquila y relajada pero luego de unos minutos empezó a cambiar de estado de ánimo llegando al punto de la histeria, tuvo que ser dormida para que pudieran operarla, su pareja se quedó también afuera porque la llegada de su hija se complicó, no tanto por la bebe sino más por la mamá. La tercera participante estuvo tranquila y relajada en todo momento, pero no dilató lo necesario y el dolor era cada vez más intenso, fuerte y continuo, por eso fue la cesárea.

Mary estuvo sola, pero pudo ver a nuestra hija un ratito ni bien llego al mundo, yo la vi afuera, cuando pasaba en una incubadora hacia otra de las salas del 5to piso de la clínica, eran como la 1:30am y mi familia y yo seguíamos esperando, solo pude verla 5 minutos porque me dejaron entrar a la zona de bebes, ella se quedó en incubadora hasta el día siguiente. Mary no salió y no la vi hasta el domingo a las 8am, se complicó la operación, se demoraron en cerrar el corte y la llevaron a la UCI, el doctor salió y me dijo que volviera al día siguiente. La pareja de mi amiga sufrió casi lo mismo, se quedó afuera, vestido y listo, no le decían nada, cuando salió su hija con las auxiliares corriendo, tampoco le dijeron nada, la incertidumbre fue lo peor, recién a los minutos le comentaron que hubo una complicación y que su pareja iba a estar en la UCI, él pudo ver a su hija en esos momentos, su mamá la conoció casi al tercer día y a través de una ventana.

De nuestra tercera amiga, la figura fue mucho más tranquila, el entro con ella, vivió en carne propia la llegada de su hija, estuvo con ella todo el tiempo que se pudo, conocieron a su hija juntos y tienen fotos para demostrarlo, ni yo ni la pareja de mi otra amiga pudimos vivir eso, disfrutarlo y tener un recuerdo para demostrar la sensación tan fantástica que es recibir a un bebé, solo tenemos el recuerdo de una mala noche o mala mañana, esperando y esperando, cruzando los dedos, con fe y con la esperanza de que todo iba a terminar rápido y bien.

Ahora las tres familias estamos más que contentas, felices y locos, cada uno de nosotros vive el presente, recuerda el pasado, y espera el futuro, un paso a la vez con paciencia y buen humor.

viernes, 1 de julio de 2016

¿Qué hubiera pasado si?

Que hubiera pasado si las cosas fueran distintas, que sería de mí si mis decisiones pasadas me hubieran hecho tomar rutas distintas, de repente no estaría escribiendo estas líneas, tal vez no estuviera casado con la mujer que comparte mi vida desde hace poco mas de 6 años y de repente no tendría una hija de casi 3 años.

Que hubiera pasado si hubiese decidido volver a postular a la universidad allá por el año 92, que sería de mí si hubiera aceptado irme a vivir a Canadá allá por el año 95, que influencias hubiera tenido si mi papá hubiera decidido compartir su vida conmigo y con mi madre. Donde estaría yo si me hubiese quedado trabajando en el puesto "A" de la empresa "X" en lugar de cambiarlo por el puesto "B" de la empresa "Y", tal vez estaría en un puesto gerencial o trabajando en el extrajero.

Que tantos ahorros tendría si no hubiera reventado mis tarjetas de crédito, más por la emoción de poder comprar de todo y sin medir las consecuencias, que hubiera pasado si hubiese decidido ingresar a la universidad antes del 2004 para culminar mi carrera de ingeniería. De repente tendría otra familia diferente si me hubiera atrevido a decirle a la chica del colegio que me gustaba, en lugar de quedarme callado y guardarme mis sentimientos. Quizas hubiera destrozado el auto si hubiera sacado brevete a los 18 en lugar de hacerlo a los 25. Realmente son tantas preguntas en base a tantos supuestos que podrían volverlo loco a cualquiera.

Si me hubiera casado mucho antes, ¿tendría otra familia?, ¿tendría mas hijos?, no se si sería el mismo papá que soh ahora si en lugar de tener 1 hija tuviera 3, tendría más probabilidades de conocer a mis nietos, por un tema de edad, o tal vez a mis bisnietos, disfrutaría de ellos mientras veo la televisión tomando un café con leche, no lo sé y creo que no lo sabré todavía, queda mucho por recorrer.

¿Y a que va esta catarsis de preguntas elaboradas que no vienen al caso ahorita? Sé que no van a cambiar mi pasado ni mi presente y menos mi futuro, ya lo que tenía que pasar pasó y no puedo volver atrás, tengo una hija hermosa, una excelente esposa, una familia increíble, unos amigos que no cambiaría por nada en el mundo. Todos ellos llegaron en el momento que correspondía, yo no decidí por ellos y ellos no decidieron por su cuenta, las cosas pasaron y punto. 

No me arrepiento de lo que tengo, de lo que he logrado y de lo que voy a lograr a futuro, en un año o en cinco, sé que he fallado en muchas cosas, pero de eso se trata la vida, de aprender de las metidas de pata y de salir airoso nuevamente.

Hoy vivo por mi familia y más por mi hija, por eso te digo que aceptes lo que tienes, disfrútalo, gózalo y no te sientas menos por lo que tienes y por lo que eres, no a todos nos llegan las cosas a la misma vez y a la misma velocidad. Eres un grandioso padre, una grandiosa madre y tienes un grandioso futuro por delante.